¿Cómo puedes ser un prestamista?

Debido a que con el paso del tiempo pareciera que la banca tradicional se vuelve más estricta y endurece tanto los requisitos como las condiciones que deben cumplir los prestatarios para lograr acceder al préstamo que necesitan; hoy en día son numerosos los inversores que se preguntan cómo pueden ser prestamistas.

Y es que dicha situación ha causado que aquellas personas, sean físicas o jurídicas, las cuales requieran de poder tener acceso a una determinada financiación, busquen otras alternativas o medios, destacando especialmente los prestamistas particulares.

Teniendo en cuenta lo anterior, a lo largo de este artículo queremos ofrecer cada una de las claves necesarias sobre la financiación privada, al igual que los pasos que se deben seguir para ser un prestamista.

Emprender como prestamista

Al ser prestamista resulta preciso analizar apropiadamente los proyectos recibidos, asegurándose de estudiar cada una de las variables, si es de riesgo o no, y qué tanto.

En este sentido es aconsejable analizar si el proyecto tiene potencial de ser exitoso, y de ser así, cerciorarse de estimar en cuánto tiempo podrá alcanzar el éxito, así, se debe  tener en cuenta que el éxito no se consigue de un día para otro.

De modo que hay que pensar que el capital invertido obtendrá sus frutos tanto a mediano como a largo plazo.

Y es justamente por eso que debemos analizar cuál es la cantidad de dinero que consideramos invertir, siendo lo más aconsejable el no prestar completamente nuestros ahorros, sino una parte de ellos.

Asimismo, analizar quiénes se encuentran solicitando algún préstamo, a fin de asegurarse que sea solvente y cumpla con el pago de sus deudas, hay que buscar referencias y evitar arriesgarse porque sí.

De igual manera, al querer emprender como prestamistas, con el fin de facilitar un poco el proceso, se puede optar por invertir mediante una agencia, la cual se encargue de llevar a cabo cada uno de los estudios que se necesitan para poder examinar la solvencia de los solicitantes, por lo que no se tendrá que invertir también parte del tiempo haciéndolo.

Pasos para ser un prestamista

Tomar la decisión de emprender en el mundo de la financiación y convertirse en prestamista, suele tratarse de una idea bastante lucrativa cuando se dispone del capital inicial necesario para empezar con las operaciones.

En este sentido, mediante diversas plataformas financieras online, actualmente muchas personas tienen la oportunidad de convertirse en prestamistas, y a cambio, recibir ciertas comisiones o intereses que se generan a través de la cantidad de dinero que conceden a los prestatarios.

Ahora bien, en cualquier caso, los pasos básicos que se deben llevar a cabo para poder ser un prestamista, suelen ser los siguientes:

1.       Aprender a calcular el valor

Esto consiste en la médula del negocio de cualquier tipo de prestamista, ya que al no poder realizarlo de forma exacta, terminará fallando.

En caso de no tener ningún tipo de experiencia en este ámbito, lo mejor suele ser conseguir una guía de precios, la cual permita tener un cálculo preciso sobre el valor que los productos tienen actualmente en el mercado.

2.       Alquilar o comprar un local

Otro elemento esencial al ser un prestamista, consiste en la ubicación de nuestro negocio, y es que si bien existe la posibilidad de realizar las operaciones vía online, también puede ser apropiado que optemos por alquilar algún local o comprarlo.

3.       No aceptar artículos que pudieran ser robados

El riesgo que supone aceptar artículos robados al ser prestamista, siempre será más grande que la recompensa que se pudiera obtener.

Asimismo, hay que evitar vender la fianza de cualquier prestatario hasta que termine el periodo de préstamo.

De igual modo, hay que asegurarse de establecer las tarifas de préstamos y precios, evitando ceder.

Existen numerosas personas que necesitan ayuda y cuentan con diversos proyectos bastante interesantes, que poseen un gran potencial, y es justamente en esos proyectos en los que se debe invertir, ya que se pueden ayudar, y luego ellos lo recompensaran.

En este sentido, el Crowdfunding supone una gran alternativa.

¿Cómo convertirse en prestamista dentro de España?

Las personas físicas, al igual que los autónomos y también las empresas, podrían llegar a convertirse en prestamista dentro de España; sin embargo, para alcanzar el éxito en este negocio es preciso considerar que no basta con solo desear prestar dinero, también es esencial asegurarse de registrarse para tales efectos.

Así, resulta esencial cerciorarse de que el negocio de préstamo se encuentre  amparado en la legalidad, de modo que al llevar a cabo las operaciones, las mismas puedan cumplir y ajustarse a la regulación vigente.

Asimismo, cabe tener en cuenta que hay diversas maneras de ser prestamista, pero en España las más comunes son las siguientes:

4.       Registrándonos como prestamista

Hay un registro donde cualquier persona que desee ser un prestamista profesional y rentabilizar su dinero tiene que registrarse como entidad prestamista, y asegurarse de cumplir la regulación, a fin de proteger a quienes solicitan dicho servicio.

5.       Mediante plataformas de crowdlending

Con el paso del tiempo, las plataformas de crowdlending han ganado más popularidad por ser de gran ayuda tanto a prestamistas particulares como a empresas.

Esencialmente, consisten en préstamos entre particulares, donde no intervienen bancos y tampoco otros intermediarios; los cuales son llevados a cabo a través de plataformas online donde los prestatarios pueden contactar a los prestamistas.

Esta opción no exige la inscripción de los prestamistas dentro de ningún registro, sino que solo hay que registrarse como inversor dentro de la plataforma de crowdlending.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *